Las nuevas tecnologías y el trabajo a distancia

Internet y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han traído innumerables cambios a nuestra sociedad. Estos cambios son patentes no sólo en nuestras relaciones personales, donde la utilización del teléfono móvil, de los sistemas de mensajería instantánea gratuitos vía internet, de los ordenadores portátiles o de las tabletas han supuesto grandes cambios en nuestras formas de comunicanos, interactuar con los demás e incluso de realizar nuestras tareas cotidianas.

trabajo a distancia

El ámbito laboral no es ajeno a estos cambios, de hecho es uno de los campos donde la utilización de las nuevas tecnologías está proporcionando más y mejores posibilidades, tanto para las empresas como para los propios trabajadores. Muchos empleados por cuenta ajena pueden gozar de una mayor libertad actualmente gracias al teletrabajo, una modalidad de empleo que consiste en realizar sus actividades laborales, todas o parte de ellas, desde su propia casa, dotando a los trabajadores que disfrutan de este sistema de trabajo desde su hogar de una libertad y de unas posibilidades de conciliación de la vida personal y laboral dificilmente imaginable hace apenas unos años, y todo gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación, que permiten que grupos de trabajo constituidos por varias personas puedan colaborar de forma sencilla y efectiva aunque se encuentren a kilómetros de distancia.

Por su parte, con una inversión mínima en equipos informáticos y de comunicaciones o con la renta de oficina virtual cualquier profesional independiente puede desarrollar sus actividades empresariales desde cualquier lugar de una manera cómoda y eficiente, lo que demuestra que estas mejoras que internet y las nuevas tecnologías han incorporado al mundo laboral no sólo afecta a los trabajadores por cuenta ajena, si no también a los trabajadores autónomos y profesionales independientes que pueden deasarrollar su trabajo con mucha mayor libertad y de forma más flexible desde prácticamente cualquier lugar y con una completa libertad de horarios.

Esta entrada fue publicada en Historia de Internet, Historia de las cosas, Historia en general y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *