Poemas de amor

Hace unos días os hablábamos de Pablo Neruda y de su obra “20 poemas de amor y una canción desesperada”. Hoy nos detenemos de nuevo en el fantástico mundo de la poesía y de los poemas de amor en particular para taeros dos pequeños poemas.

El primero de ellos, la definición de amor de Francisco de Quevedo y el segundo, como continuación del artículo comentado el poema Amor de Pablo Neruda. Ahí van:

Definición de Amor – Francisco de Quevedo

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.
Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo;
enfermedad que crece si es curada.
Éste es el niño Amor, éste es su abismo.
¿Mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo!

Amor – Pablo Neruda

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.

Si os gustan los poemas de amor os recomendamos una página donde podéis encontrar algunos poemas de amor muy bonitos, se trata de poemasamor.org.
Esta entrada fue publicada en Literatura. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *