Las brujas nocturnas

Los soldados nazis las llamaban “Nachthexen”, las Brujas de la Noche, porque realizaban sus ataques al amparo de la Luna. Se trataba del Regimiento 588 de Aviación Soviética, formado exclusivamente por pilotos mujeres. Realizaron más de 24.000 incursiones nocturnas a territorio enemigo desde 1942, lo que les valió a 23 de ellas el título honorífico de Héroes de la Unión Soviética y algunos monumentos conmemorativos.

Una destacada piloto fue la “Rosa Blanca de Stalingrado”, Lily Litvak. La llamaban así porque dibujó una flor blanca en el cristal de su querido avión, que se convertiría en un compañero inseparable. Además, según el mito, la delicada y bella Lily era propensa a recoger flores silvestres en las praderas rusas siempre que tenía la oportunidad. Durante sus maniobras de combate derribó más de 12 cazas nazis y fue tan temida y odiaba por los pilotos Messerschmitts germanos que la abatieron, con 22 años, haciéndole una emboscada con ocho aviones a la vez.

Marina Raskova, Jacqueline Cochran y Nancy Love hicieron el trayecto sin escala más largo hasta entonces, de seis mil quilómetros. Raskova, veterana y encargada de entrenar voluntarias, preguntó a algunas de sus chicas si temían ser disparadas y morir. Las mujeres, altivas, respondían: “no me matarán si disparo yo primero”.

Para el entrenamiento en Stalingrado se vieron obligadas a cortar sus largos mechones y trenzas. Pero pronto fueron el nuevo terror de los cazas nazis, cuyo temor por la astucia de las mujeres era mucho mayor que por la de los hombres. Una táctica que solían usar era volar en grupos de tres, siguiendo un círculo para distraer, mientras otro avión disparaba por sorpresa.

En la actualidad algunas de “las brujas nocturnas” siguen vivas y cobrando una sencilla pensión en Rusia. Recuerdan como el momento más feliz de su vida esas hazañas bélicas que las cubrieron en la gloria. Por lo demás, es curioso que no exista ninguna película sobre ellas ni nada por el estilo. Muy pocos en Occidente saben que existieron.

EEUU admitió pilotos mujeres por primera vez en 1993.

Esta entrada fue publicada en Bloque Comunista, Mujer, Segunda Guerra Mundial. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las brujas nocturnas

  1. Daniel Gómez dijo:

    Exacto, no existe ninguna película sobre ellas por que se conoce muy pocos sobre ellas. Yo me enteré de la existencia de ellas en un libro de aviación. Pero solo muestran la foto que tu tienes arriba, es por eso que cuando vi la foto me llamó la atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *