Si ganara Cartago

Menos mal que no ganaron los aburridos cartagineses y sí los romanos, cañeros y globalizadores. Pero me preguntó qué hubiera pasado de haber ganado Cartago, una potencia comercial y marítima de la época. Con una riqueza proverbial. Y eso que empezaron como una mera colonia fenicia.

Aníbal le proporcionó a Cartago el contrapunto bélico, incluso un tema épico, con el cruce de los Alpes y tal, que destruyeron logísticamente casi todo su ejército y prácticamente diezmó su elefantería. Porque los marineros fenicios de la urbe, sí, eran los mejores y sus maniobras no tenían precio, pero los abordajes férreos de tropas y tropas inacabables de fornidos y machotes legionarios del SPQR les daban caña bravía mediterránea hasta en el paladar.

Supongamos que los africanos ganaran las guerras púnicas. Vale, ¿y ahora? ¿Llevaríamos turbante? No, diablos, esa imagen romántica y exótica de Cartago nos viene del siglo XIX y es antihistórica totalmemte. La Historia, esa retahila de reliquias y relatos, sería radicalmente distinta porque otro Imperio (a mi entender, depredador, por su aspecto “tolerante”, su uso de mercenariado y la consigna “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” con la que recolectaron un amplio surtido de mercenarios galos, iberos, y demás) movería sus engranajes. El latín, no existiría, seguramente. Ni el español. La unidad conseguida bajo el Imperio Romano habría sido imposible de establecer sólo mediante lazos comerciales a la manera cartaginesa. Y en fin, no creo que ésta hubiera sido una versión probable, porque si algo caracterizaba al pueblo romano es en su ambición desmedida, su coraje y su alzamiento de las cenizas aunque galos, samnitas y todo Cristo asolara su ciudad. Su fortaleza que permitió una larguísima perviviencia. Incluso hoy en día, flotamos en los icebergs que dejó su caída.

Esta entrada fue publicada en África, Conquista, República Romana, Romanización. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *