El hombre sí llegó a la Luna

Y a tomar por saco las teorías conspirativas. Antena 3 ha caído hoy en el agujero negro de la ignorancia profunda y lo hago público ahora mismo, porque hay que denunciar los errores graves a los que inducen los medios de comunicación en nombre de la “objetividad”. La única objetividad es la del morbo que mueve masas, ni más ni menos. Que me aspen si alguien demuestra, después de varias toneladas de pruebas (literalmente lo digo, oiga), o sea, rocas lunares irrefutables, que no sé si me explico, evidencias radiofónicas de cada punto de la Tierra y hechas también por aficionados, el rayo láser que golpea un espejo puesto por los astronautas en el satélite.

Que me caiga un rayo divino ahora mismo si alguien contrarrefuta las refutaciones a la teoría de la conspiración nasiana. Va a ser que el Apollo 11 llegó al Mar de la Tranquilidad. Si lo hubieran sabido los soviéticos hubieran puesto el grito en el cielo demostrando un fraude. Pero no.

Esta entrada fue publicada en América, Edad Informática, EEUU, Guerra Fría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *