Jack Churchill



“Cualquier oficial que no lleve su espada no está vestido adecuadamente.

Jack Malcolm Thorpe Fleming Churchill.

El pequeño Jacky, luego conocido como “Mad Jack”, era un inglés hasta la médula. Bien es sabido y todavía más gracias a películas como Robin Hood y otras del medievo anglosajón, que los tiradores de arco largo eran famosos en las Islas Británicas y así fue hasta prácticamente el siglo XIX. Su habilidad, entrenada machaconamente durante toda su vida incluso en mitad de la guerra, no tenía parangón y ya representaban una especie de tradicional reliquia. Sin embargo, ya en plena Segunda Guerra Mundial, este hombre concreto cargó con una clamoyre (espada gigantesca) y su inseparable arco de tejo contra los nazis, actualizando la historia.

Su historia empezó en Hong Kong en 1906, naciendo y esas cosas tan típicas de la Humanidad. Después de graduarse como oficial en la mili estuvo ejerciendo el servicio en Birmania, mientras ya se interesaba por sus dos grandes aficiones: tocar la gaita y la arquería. Typical English. Se hizo tan famoso lanzando flechitas que le contrataron como papel secundario en filmes como Sabu o El Ladrón de Bagdad después de haber dejado el ejército y trabajar como editor de un diario.

Curiosamente su arco de lejo era español y fue explícitamente encargado a la usanza medieval. De esta guisa y tomado por sorpresa en el Campeonato Mundial del Arco de 1939, Jack se une al Manchester Regiment después de abastecerse de una buena cantidad de flechas de cacería. En la famosa línea Maginot, el Loco Jack tuvo la oportunidad de lucirse: disparó nada menos que dos flechazos a las trincheras enemigas, aunque su auténtico momento de gloria llegaría después, cuando aprovechó la situación ventajosa de una emboscada por el flanco para atravesar a un oficial alemán con una saeta en sus pulmones. Lo que no supo prever es que el impacto de un proyectil de cien libras se incrusta lo suyo y no pudo recuperar los artefactos, cabreándose por haber perdido veinte chelines.

En la siguiente entrega desgranaremos más de la interesante vida de Churchill.

Esta entrada fue publicada en Aliados, Personajes, Segunda Guerra Mundial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *